Crisis de deuda soberana?

Publicado: 11 febrero, 2016 en Economía
Etiquetas:, , , , , ,

Desde hace algunas semanas las bolsas no paran de bajar. Los grandes medios lo achacan a la bajada del precio del petróleo y a la ralentización de la economía China. Algunos se preguntan si el hecho de que el petróleo baje no es bueno para la economía de EEUU y de la UE, ya que hace más competitivo a sus empresas; si el hecho de que la economía China se ralentice tiene realmente tanta influencia.

En mi opinión, lo que más preocupa a los mercados no es ni una cosa ni la otra, aunque ambas tienen incidencia sobre la causa real del miedo: la deuda soberana.

debt

Los niveles de endeudamiento de los países desarrollados han alcanzado un nivel poco menos que insostenible (conviene mirarlo en % de deuda con respecto a PIB). En anteriores situaciones similares, lo que hacían los gobiernos para corregir este desequilibrio era provocar inflación mediante la bajada de tipos de interés por parte de los bancos centrales. El tirón de la demanda post-crisis hacía su propio trabajo y al subir el IPC la deuda quedaba disimulada entre los nuevos datos de PIB, que crecía en términos absolutos porque se evalúa en su propia divisa, que queda “devaluada” por el efecto inflacionista.

El problema actual es que no hay suficiente demanda (en parte por el envejecimiento de la población) y, por más que han probado a bajar los tipos de interés, la inflación no llega. La situación ha llegado a un punto en el que los tipos de interés regulados por los bancos centrales están tan bajos (para forzar inflación) que hacen que el interés de los bonos emitidos de deuda soberana entren en terreno negativo. Esta situación es ilógica desde cualquier punto de vista, y peligrosa a largo plazo, ya que significa que los inversores pagan a aquellos a los que les dejan el dinero.

El hecho de que se estén manteniendo intereses negativos sólo se explica por tres motivos, a cada cual más peligroso:

-Los tipos de interés tan bajos regulados por el BCE que hacen que los bancos dispongan de créditos prácticamente gratis.

-La tasa del 0.3% que impone el BCE a los bancos por el dinero depositado hace que rentabilidades negativas, pero menores a ese porcentaje, sean más convenientes que la propia divisa depositada. Esto es forzar a los bancos a comprar deuda soberana con los créditos previamente concedidos. Además, los propios bancos centrales están comprando deuda por su cuenta con los planes QE para dar más sensación de que hay demanda.

-La especulación que se está generando en el corto plazo, ya que hay inversores que esperan que bajen aún más los tipos, aún más el interés de los bonos, y esperan sacar dinero vendiendo la renta fija que están adquiriendo ahora a precios más altos en el futuro. Esto último está generando situación típica de burbuja.

La bajada del precio del petróleo ha llegado sólo para dar la puntilla al sistema, ya que hará que bajen los precios de los demás productos y servicios que dependen del petróleo para su elaboración; por lo que generar inflación resulta imposible. El nivel de deuda no bajará por el efecto de la inflación, y los programas de austeridad no son, ni de lejos, suficientes para frenar el aumento de la deuda, ya que ningún país ha soñado siquiera con entrar en superávit (la única forma conocida de reducir deuda sin bajar el precio de la moneda que la soporta). La salida de esta historia no está nada clara, y seguramente será dramática con efectos hiperinflacionistas cuando realmente se produzca la subida de inflación que tanto buscan los gobiernos y que no es probable que consigan en el corto-medio plazo. Este escenario es lo que realmente asusta a los mercados porque no se sabe cómo se volverán a reajustar los parámetros económicos ni lo que se llevarán por delante.

 

crisis


Este vídeo me ha gustado bastante. Explica por qué no hay que gastar dinero en cosas inútiles, y por qué eso no es bueno para la economía. Lo explica de manera fácil y, sobretodo, rápida.

Vídeo  —  Publicado: 9 mayo, 2014 en Sin categoría
Etiquetas:


La semana pasada vi esta foto en el Burguer King del paseo de Zorrilla, en Valladolid:

KING RIB en la foto

Era tarde, tenía bastante hambre, y parecía apetecible, así que me lo pedí en un menú. Cuál fue mi sorpresa cuando lo que me trajeron fue esta otra cosa:

KING RIB real

KING RIB real

Aún se me revuelven las tripas de verlo. Dentro de un pan de hamburguesa normal no había un filete, como el de la foto promocional, era un picadillo de algo casi carbonizado por fuera (se aprecia en la foto que hasta mancha el pan de arriba de negro) y grasientísimo por dentro. La cebolla era casi inexistente y, al igual que la salsa barbacoa que llevaba, era incapaz de camuflar el mal sabor de la inmunda bazofia a la que llaman “deliciosa carne de cerdo”.

No se lo habría dado de comer ni a mi perro.

Encima, para contribuir a mi irritación había un grupo de unas 7 gitanas subiéndose a la mesa y a los asientos de al lado, gritando a todo pulmón y tirando la comida por todas partes. Sin que el personal de allí les dijera absolutamente nada.

Que no esperen volver a verme por allí jamás.


Asumámoslo: No hay trabajo para todos. La situación económica es mala, no podemos aspirar, hoy por hoy, a que trabaje todo el mundo. ¿Quienes tienen que trabajar entonces? Los que más lo merezcan. ¿Quiénes están trabajando? Los que ya llevaban trabajando algún tiempo, no los que más lo merecen. Noticias como ésta me dan la razón: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/14/ciencia/1368531982.html?a=e04f24794b5a018ef954fd9699c27d06&t=1368559305&numero=

Este tío es el mejor en lo suyo. No hay nadie que merezca ahora mismo más que él ese puesto de trabajo. Premio al mejor físico de Europa y le deniegan la beca en España. ¿Por qué no lo consigue? No me creo que no haya nadie trabajando en lo que él pide hacer. La causa es que se está haciendo competencia desleal. Hay una casta de trabajadores que está sobreprotegida y otros pobres desgraciados que estamos condenados a la precariedad hasta que las ranas vuelen. Da igual lo que te digan: que te formes, que aprendas cosas, idiomas… bueno, eso es útil, pero para emigrar, no para trabajar aquí. No estarás nunca en igualdad de condiciones hasta que no te admitan en la casta. Os lo dice un ingeniero industrial superior con 3 idiomas.

La alta tasa de paro juvenil es otro claro indicador de lo que digo. Se protege a los que están, no se deja entrar a los que vienen o se les deja entrar malamente. Los funcionarios y los políticos (o sus amigos) son el paradigma de esta casta sobreprotegida. Gente que no tiene por qué demostrar su eficiencia, no tiene por qué ser eficiente en nada, y que tiene un puesto de trabajo nieve, llueva o granice. Aunque cobren menos que antes; menos cobra el que no trabaja.

Asumamos otra cosa: a los sindicatos les da igual esta situación. Ellos siguen a lo suyo, protegiendo a los suyos, a su casta, que es incluso más casta que la otra (pero mucho más parasitaria), y ambas dos castas forman una especie de simbiosis en muchas ocasiones.

Por eso, si queremos defendernos, no tenemos que confiar en los políticos, no tenemos que confiar en los sindicatos, ni en los que ya están trabajando… TENEMOS QUE CONFIAR EN NOSOTROS. Hay que emprender, asociarnos, montar empresas, empezar a hacer cosas con GENTE COMO NOSOTROS. Con un montón de formación, cualificación de sobra, valía casi asegurada y con ganas de adquirir experiencia. No hace falta que nos den la sopa boba, que nos subsidien y que nos protejan, lo único que hace falta es darnos cuenta de que PODEMOS HACERNOS VALER POR NOSOTROS MISMOS, y que nos dejen hacerlo.


No me opongo radicalmente a la idea de que se celebre un referéndum. Si hubiera una amplísima mayoría de personas que quisieran organizarse de otra manera, el resto no tendría por qué imponer su voluntad sobre ellas, por más que fuera contra el sentido común.

Pero eso sí, explíquense bien las dos opciones por las que se votaría. La pregunta no debería estar manipulada y mezclada con otros asuntos, sino simplemente decir: “¿Desea usted que Cataluña deje de ser España?”

NO: Está claro lo que implicaría. Todo sigue siendo más o menos igual.

SI: Cataluña, fuera de España. Esto tendría un montón de implicaciones que no se explican generalmente más que cuestionando tonterías como qué pasaría con la liga de fútbol.

¿Qué pasaría con el ejército? Cataluña tendría que crearlo. Y cuesta bastante dinero crear un ejército.

¿Qué pasaría con la parte de la deuda de España que corresponde a Cataluña (no la deuda autonómica de Cataluña  sino la parte proporcional de la deuda nacional)? Cataluña tendría que pagarla. Actualmente Cataluña no es capaz ni de refinanciar su deuda autonómica.

¿Qué pasaría con la UE? Cataluña quedaría fuera y tendría que intentar meterse de nuevo como otro estado cualquiera. No tendrían euro. Tendrían que crear una moneda nueva. Eso cuesta bastante dinero directamente, pero el efecto indirecto es aún más devastador  Los políticos tienden a creer que lo que ellos hacen los demás tienen que aceptarlo sin más, pero no es así. Seguro que la moneda tendría un valor ínfimo y se iría devaluando en los mercados progresivamente hasta que la economía catalana fuera capaz de soportar su propia moneda. Tampoco estarían en el espacio Schengen, con lo que los catalanes no podrían ir a trabajar fuera de allí sin visado de trabajo. No serían las únicas implicaciones, pero para hacerse una idea sirve.

¿Qué pasaría con las sinergias? Y ahora un ejemplo de lo que es sinergia: Las embajadas. Supongamos que un país tenga una embajada en cada nación extranjera. Hay casi 200 países en el mundo. No es lo mismo pagar lo que cuestan esas embajadas entre 47 millones de españoles que entre 7,5 millones de catalanes. Esto es una sinergia, un coste que se reduce (o aumenta) al hacer más grande (o más pequeña) una entidad, porque el coste en sí no crece (o decrece) tanto como la entidad. El ejemplo de las embajadas es uno, pero sinergias hay a miles entre España y Cataluña. Con esto no solo perdería Cataluña, las demás comunidades autónomas también lo notarían, pero muchísimo menos.

Todo lo expuesto anteriormente tiene implicaciones económicas muy importantes que exigirían un esfuerzo muy grande por parte de los catalanes para poder seguir adelante el proceso. Y ese dinero lo pondrían los de siempre, los ciudadanos. No los políticos, que son los que viven y vivirán siempre creando este tipo de polémicas y a costa de los mismos de siempre. Pero hay alguna implicación que va más allá.

¿Qué pasaría con los catalanes que quisieran seguir siendo españoles? Pues no les quedaría otra que emigrar. En la situación actual a nadie se le niega el derecho a ser catalán porque ser español no es una condición excluyente. Ningún catalán tiene que emigrar a ninguna parte para ser catalán. Si Cataluña se independizara la condición de catalán excluiría a la de español y viceversa.

¿Qué pasaría con las zonas de Cataluña (algún municipio o alguna provincia) donde localmente no se alcanzara la mayoría necesaria? ¿Tendrían que someterse a la voluntad de las otras zonas aunque no quisieran? ¿Estaríamos ante otra Irlanda del Norte?

Por todo lo anterior: Referéndum, tal vez; independencia NO. Eso sí, me parece bastante importante intentar comprender cómo hay tanga gente dispuesta a volarse un pie. Sería interesante descubrir por qué e intentar que esos porqués desaparecieran.

Independencia


Imagen  —  Publicado: 12 diciembre, 2012 en Historias del WC
Etiquetas:, ,


Hoy se celebra en España el día de la Constitución. Con el panorama que tenemos hoy en día, es relativamente sencillo darse cuenta de que lo que dice la constitución no se está cumpliendo. Por ejemplo, que todos los Españoles tenemos derecho a una vivienda o a un trabajo (incluso pone que tenemos el deber de trabajar, como si aquel que no quisiera trabajar fuera obligado con un látigo).

Últimamente me he estado planteando si la constitución es una cosa que sirve realmente para algo.

Ver que hay artículos redactados que no se están cumpliendo.

Ver que no hay ningún político preocupado por hacer que se cumplan, y si no es posible eliminiarlos o reescribirlos de tal manera que puedan cumplirse tal y como estén escritos

Ver que no hay ningún juez (hay un tribunal que se hace llamar constitucional) que esté intentando procesar a los políticos por la anterior evidencia.

Todo esto hace que uno se decante por la opción de que no. No vale para nada.

Y todos juran “cumplir y hacer cumplir” la Constitución. MENTIROSOS HIJOS DE PUTA.