Posts etiquetados ‘mercados’


Ahondando un poco más en la naturaleza del dinero, hoy veremos en las Lecciones de Economía para Víctimas de la LOGSE la manera en que se crea el dinero.

Los bancos centrales.

Los bancos centrales son instituciones públicas. Cada moneda (antes cada país) tiene su propio banco central, que se encarga de la política monetaria de la zona donde está implantada la moneda. La política monetaria básicamente incluye dos cosas: la regulación de los tipos de interés y la regulación de la cantidad de dinero en circulación, y las dos cosas están íntimamente relacionadas.

¿Cómo se pone el dinero nuevo en circulación?

Lo primero que nos imaginamos es que el banco central, si decide que tiene que haber menos dinero en circulación pues coge dinero que haya por ahí y lo quema, y si decide que tiene que haber más pues imprime billetes y los reparte.

Ésto de ninguna manera es así. El problema de hacer eso sería que el dinero que quemase pertenecería a alguien, al cual empobrecería injustamente, y que el dinero que repartiera se lo tendría que dar a alguien, al cual enriquecería injustamente. ¿Qué es lo que hace entonces para regular la masa de dinero en circulación si no puede sacar o meter dinero al sistema directamente? Pues introducirlo o sacarlo en forma de deuda, de crédito con los otros bancos. Cuando quiere introducir dinero en el sistema ofrece crédito a los bancos, de esa manera ellos pueden adquirir dinero líquido y prestarlo a las demás partes del sistema (posteriormente lo tendrán que devolver más los intereses, con lo que no se está regalando dinero a nadie). Si quieren retirar dinero del sistema simplemente dejan de dar crédito y los bancos van pagándole al banco central la parte del crédito que tienen que amortizar según vayan venciendo los plazos con lo que a ellos les van pagando sus deudores, así el dinero sale del sistema.

¿Cómo influye en esto el tipo de interés? Pues bien sencillo, cuando el banco central quiere introducir dinero en el sistema, los bancos no están obligados a aceptar la deuda por que sí, así que el banco central baja los tipos de interés que les exige a los otros bancos para que ellos puedan sacar más beneficio prestando ese dinero. De esta manera a los bancos les interesa pedir esos créditos para hacer negocio, los piden y entra dinero al sistema. Si, por el contrario, se quiere reducir la masa monetaria se suben los tipos y así todo el mundo se ve menos incentivado a endeudarse.

Un poco más sobre bancos.

Como ya dijimos en lecciones anteriores, el principal negocio de los bancos es prestar dinero. Ellos consiguen el dinero a un tipo de interés (ya sea del banco central, de clientes depositarios o de otros bancos) y lo prestan a otro tipo de interés un poco mayor para cubrir sus costes y tener su beneficio. Los bancos no pueden tener pérdidas más que en momentos muy puntuales y cortos. Si tienen pérdidas acaban quebrando, como cualquier otra parte del sistema, pero si quiebran los bancos arrastran a muchos más que si quiebra cualquier otra parte del sistema, por eso se tiende a protegerlos más. Si los bancos no pagan lo que deben a los otros bancos, al banco central o a sus clientes, los hacen quebrar también. Por eso es tan raro ver a un banco quebrar. Ése es el motivo también de que no se puedan perdonar las deudas de los insolventes, que si alguien no pague se le embargue la casa o de que el banco no te dé un crédito si no está bastante convencido de que se lo vas a poder devolver.

Alguien podría pensar: “Si el banco central puede seguir prestando dinero indefinidamente, creándolo de la nada ¿ por qué no lo hace?, así no quiebra nadie, así se acaba la pobreza, si no le pagan a él pues concede otro crédito y listo”.
Los bancos centrales se han creado para evitar que esto pase (ya que supondría la quiebra total del sistema), como veremos en el siguiente punto.

¿Para qué tiene que controlar un banco central la cantidad de dinero que hay en circulación?

Como ya hemos dicho antes, los bancos centrales se encargan de crear el dinero en forma de crédito. Como vimos en otras lecciones, en los mercados rige siempre la ley de la oferta y la demanda, el dinero es un producto más y tiene sus propios mercados. Si hay mucho dinero en circulación la gente le da poco valor , y si hay poco dinero en circulación la gente le da más valor. Esto influye decisivamente en la inflación, en el precio de las cosas. Si la gente cree que el dinero vale  poco pedirán más dinero por sus cosas (los precios subirán) y si la gente cree que el dinero vale mucho pedirán menos dinero por sus mercancías (los precios bajarán). Los bancos centrales son los encargados de que el precio de las cosas no se dispare, de que el dinero siga teniendo valor. La única manera en que eso se puede hacer es controlando la cantidad de dinero total en circulación. Por eso no pueden dar créditos indefinidamente, perdonar las deudas, etc, ect, porque si hicieran eso se provocaría una hiperinflación y el dinero dejaría de tener valor

Estos niños están jugando con billetes de marcos alemanes entre la primera y la segunda guerra mundial. Allí se dio el fenómeno de la hiperinflación y fue una de las principales causas de la segunda guerra mundial, por eso se controla tanto que no vuelva a repetirse. La gente encendía las chimeneas con billetes, ya que valían menos que la madera, y tenían que ir a recoger su sueldo con carretillos.

Anuncios

Aquí llega la quinta entrega de las Lecciones de Economía para Víctimas de la LOGSE.

Empezaré este artículo como suelo hacer, definiendo el concepto que pretendo explicar.

Un mercado no es más que un grupo de gente intercambiando cosas (del mismo tipo). Los mercados modernos son de intercambio de dinero por bienes/servicios y viceversa, antes estaba el trueque, menos eficiente.

Expliacación de un mercado ideal.

La única ley que rige el comportamiento del un mercado es la de la oferta y la demanda. A más oferta menores precios, a menos oferta mayores precios. A más demanda mayores precios, a menos demanda menores precios.

Para representar un mercado se suelen utilizar dos ejes coordenados, en el horizontal se representa la cantidad de bienes (o servicios) y en el vertical el precio de los mismos.

El comportamiento de los compradores potenciales está caracterizado por la linea roja. Lo que simboliza es que cuando los precios son más altos los consumidores están dispuestos a comprar poca cantida de esos bienes (parte de la izquierda), mientras que a precios bajos los consumidores quieren comprar mucha más cantidad del mismo tipo de bienes (parte de la derecha).

El comportamiento de los vendedores potenciales viene caracterizado por la línea azul. A los vendedores les pasa al contrario, cuando los precios están altos quieren vender mucho para tener más beneficio (parte de la derecha), mientras que a precios bajos no querrán vender mucho porque el beneficio será más pequeño (parte de la izquierda).

El punto de equilibrio entre ambas curvas se dará en donde ambas se cortan, esto es, que el número de personas dispuestas a comprar y el número de personas dispuestas a vender será el mismo y además el precio también será el mismo, con lo que ya tenemos el precio de venta del mercado.

El excedente de los consumidores (área en rojo) simboliza el grado de satisfacción que el consumidor obtiene del mercado, ya que todas las personas que están a la izquierda del punto de equilibrio están comprando a un precio inferior al que en realidad estarían dispuestos a comprar.

De la misma manera, el excedente de los vendedores (área en azul) simboliza el grado de satisfacción de los vendedores, o su beneficio, ya que los que están a la izquierda del punto de equilibrio habrían estado dispuestos a vender más bajo del precio del mercado, y sin embargo están obteniendo ese beneficio extra.

La parte de la derecha del gráfico son los que se quedan fuera del mercado, no intervienen en las transacciones, ya que no están dispuestos a vender tan barato o a comprar tan caro como está el precio del mercado.

Hay que tener en cuenta que estas curvas no son estáticas, van cambiando con el tiempo en función de como valoran los consumidores los bienes y de lo que les cuesta a los productores producirlos, por lo que los precios no son constantes en el tiempo.

El número de transacciones de un mercado se denomina “volumen de negociación”. Se puede dar en número de transacciones o en total de dinero que han movido todas esas transacciones juntas.

Consideraciones.

En un mercado como el que tenemos arriba, los recursos son asignados de la manera más eficiente posible, ya que los que más los necesitan o valoran son los que más dinero están dispuestos a pagar por ellos, y además son los que obtienen mayor grado de satisfacción y siempre están dentro del mercado. Además los que pueden vender más barato, porque producen de manera más eficiente y tienen menores costes, son los que siempre venderán y los que obtendrán más beneficio por las ventas.

Desde este punto de vista el mercado sería la institución más justa y equitativa que el hombre ha sido capaz de instituir jamás.

El único problema sería el de la gente que se queda fuera del mercado no porque no valore el bien, sino porque no puede permitírselo porque no tiene suficiente dinero.

Para saltar este escollo lo único que podemos hacer es suponer que el que más dinero tiene es porque es capaz de generar más dinero, con lo cual se lo merece ya que la gente quiere y valora lo que él hace; mientras que el que menos dinero tiene es porque no produce nada que los demás quieran, con lo que al ser menos valioso para la sociedad tiene menos dinero. Esto no siempre es así, pero DEBERÍA ser así y tendríamos que procurar que así fuera.

También hay otro problema añadido, por la parte de los productores/vendedores. Ellos pueden decidir la cantidad de mercancía que ponen en el mercado, con lo que pueden hacer que los precios suban momentáneamente por encima de donde debería estar el punto de equilibrio, comiéndose parte del excedente del consumidor. Esto sucede cuando hay monopolios o cárteles (productores asociados al estilo de mafias) para producir menos de lo que podrían y no dejar que otros se metan en el mercado a producir lo que ellos no producen pero los consumidores estarían dispuestos a comprar. Esto no debería suceder NUNCA y se debería intentar que las empresas no sean capaces de llevar a cabo este tipo de estrategias.

Los mercados, en el corto plazo, pueden sufrir variaciones muy importantes en los precios, lo que se suele llamar especulación, cuando no está muy claro el valor que se le asignan a las cosas y/o cuando alguien intenta influir en el mercado comprando/vendiendo grandes cantidades en muy poco tiempo. A corto plazo estas fluctuaciones pueden resultan rentables para quien las realiza y perjudicar o beneficiar a los que ya estaban en el mercado, pero a largo plazo son reabsorbidas por el mercado y se vuelve a la valoración más ajustada.

Mercados importantes en la economía.

En la economía, además de los mercados de servicios y bienes de consumo, materias primas, etc. hay otros mercados que se vigilan con más atención, ya que su comportamiento influye muy decisivamente en el bienestar de la gente o en los otros mercados.

Todos estos mercados funcionan igual que los otros, y los rigen las mismas leyes.

Estos mercados son:

El mercado de trabajo, en el que el servicio intercambiado sería el trabajo de los trabajadores y los compradores serían los empleadores.

El mercado de deuda, en el que el bien intercambiado es dinero en forma de deuda.

El mercado de divisas, en el que el bien intercambiado es dinero en forma de divisa.

El mercado de valores, en el que el bien intercambiado son acciones de empresas (partes de la propiedad de una empresa).

 

Creo que hasta aquí llega lo que debemos saber sobre los mercados para poder seguir avanzando hacia las lecciones que faltan y conseguir comprender un poco mejor cómo funcionan los engranajes de la economía. Un saludo a todos y gracias por haber leído el artículo hasta el final.