Posts etiquetados ‘divisas’


Ahondando un poco más en la naturaleza del dinero, hoy veremos en las Lecciones de Economía para Víctimas de la LOGSE la manera en que se crea el dinero.

Los bancos centrales.

Los bancos centrales son instituciones públicas. Cada moneda (antes cada país) tiene su propio banco central, que se encarga de la política monetaria de la zona donde está implantada la moneda. La política monetaria básicamente incluye dos cosas: la regulación de los tipos de interés y la regulación de la cantidad de dinero en circulación, y las dos cosas están íntimamente relacionadas.

¿Cómo se pone el dinero nuevo en circulación?

Lo primero que nos imaginamos es que el banco central, si decide que tiene que haber menos dinero en circulación pues coge dinero que haya por ahí y lo quema, y si decide que tiene que haber más pues imprime billetes y los reparte.

Ésto de ninguna manera es así. El problema de hacer eso sería que el dinero que quemase pertenecería a alguien, al cual empobrecería injustamente, y que el dinero que repartiera se lo tendría que dar a alguien, al cual enriquecería injustamente. ¿Qué es lo que hace entonces para regular la masa de dinero en circulación si no puede sacar o meter dinero al sistema directamente? Pues introducirlo o sacarlo en forma de deuda, de crédito con los otros bancos. Cuando quiere introducir dinero en el sistema ofrece crédito a los bancos, de esa manera ellos pueden adquirir dinero líquido y prestarlo a las demás partes del sistema (posteriormente lo tendrán que devolver más los intereses, con lo que no se está regalando dinero a nadie). Si quieren retirar dinero del sistema simplemente dejan de dar crédito y los bancos van pagándole al banco central la parte del crédito que tienen que amortizar según vayan venciendo los plazos con lo que a ellos les van pagando sus deudores, así el dinero sale del sistema.

¿Cómo influye en esto el tipo de interés? Pues bien sencillo, cuando el banco central quiere introducir dinero en el sistema, los bancos no están obligados a aceptar la deuda por que sí, así que el banco central baja los tipos de interés que les exige a los otros bancos para que ellos puedan sacar más beneficio prestando ese dinero. De esta manera a los bancos les interesa pedir esos créditos para hacer negocio, los piden y entra dinero al sistema. Si, por el contrario, se quiere reducir la masa monetaria se suben los tipos y así todo el mundo se ve menos incentivado a endeudarse.

Un poco más sobre bancos.

Como ya dijimos en lecciones anteriores, el principal negocio de los bancos es prestar dinero. Ellos consiguen el dinero a un tipo de interés (ya sea del banco central, de clientes depositarios o de otros bancos) y lo prestan a otro tipo de interés un poco mayor para cubrir sus costes y tener su beneficio. Los bancos no pueden tener pérdidas más que en momentos muy puntuales y cortos. Si tienen pérdidas acaban quebrando, como cualquier otra parte del sistema, pero si quiebran los bancos arrastran a muchos más que si quiebra cualquier otra parte del sistema, por eso se tiende a protegerlos más. Si los bancos no pagan lo que deben a los otros bancos, al banco central o a sus clientes, los hacen quebrar también. Por eso es tan raro ver a un banco quebrar. Ése es el motivo también de que no se puedan perdonar las deudas de los insolventes, que si alguien no pague se le embargue la casa o de que el banco no te dé un crédito si no está bastante convencido de que se lo vas a poder devolver.

Alguien podría pensar: “Si el banco central puede seguir prestando dinero indefinidamente, creándolo de la nada ¿ por qué no lo hace?, así no quiebra nadie, así se acaba la pobreza, si no le pagan a él pues concede otro crédito y listo”.
Los bancos centrales se han creado para evitar que esto pase (ya que supondría la quiebra total del sistema), como veremos en el siguiente punto.

¿Para qué tiene que controlar un banco central la cantidad de dinero que hay en circulación?

Como ya hemos dicho antes, los bancos centrales se encargan de crear el dinero en forma de crédito. Como vimos en otras lecciones, en los mercados rige siempre la ley de la oferta y la demanda, el dinero es un producto más y tiene sus propios mercados. Si hay mucho dinero en circulación la gente le da poco valor , y si hay poco dinero en circulación la gente le da más valor. Esto influye decisivamente en la inflación, en el precio de las cosas. Si la gente cree que el dinero vale  poco pedirán más dinero por sus cosas (los precios subirán) y si la gente cree que el dinero vale mucho pedirán menos dinero por sus mercancías (los precios bajarán). Los bancos centrales son los encargados de que el precio de las cosas no se dispare, de que el dinero siga teniendo valor. La única manera en que eso se puede hacer es controlando la cantidad de dinero total en circulación. Por eso no pueden dar créditos indefinidamente, perdonar las deudas, etc, ect, porque si hicieran eso se provocaría una hiperinflación y el dinero dejaría de tener valor

Estos niños están jugando con billetes de marcos alemanes entre la primera y la segunda guerra mundial. Allí se dio el fenómeno de la hiperinflación y fue una de las principales causas de la segunda guerra mundial, por eso se controla tanto que no vuelva a repetirse. La gente encendía las chimeneas con billetes, ya que valían menos que la madera, y tenían que ir a recoger su sueldo con carretillos.


Hoy desarrollaré el tercer capítulo de las Lecciones de Economía para Víctimas de la LOGSE.

En la lección dos decíamos que “el dinero no deja de ser otro producto al que se le puede poner un precio y se puede vender, como las demás cosas, solo que no se paga en el momento de la transacción, se paga en el futuro”.

En esta lección vamos a ver que además de tener el método de valoración del dinero en el tiempo (tipo de interés), también podemos valorar el dinero de otras múltiples maneras, que nos permiten ponerle “precio” en el presente, y no en futuro. Cuando queríamos valorar el precio de los euros en el futuro sí que podíamos dar su precio en euros (100 euros a día de hoy si el interés está al 1% me costarían 1 euro). Para valorar en el presente no podemos hacer esto, tenemos que tomar otras unidades de referencia.

Divisas

Las divisas también son dinero, pero dinero de otro país, emitido por otro banco central. De esa manera, siempre podemos acudir al mercado de cambio de divisas para ver cuánto de un tipo de divisa se paga por otra. De esta manera podemos ver si nuestra moneda está cara o barata, si se cambia por muchas o pocas unidades de otras monedas. A la mayoría de los mortales no les sirve de nada saber si un euro se cambia por 1.30 o 1.40 dólares, no tienen la referencia de si es caro o barato, pero si pasa de valer 1.40 a valer 0.70 habrá perdido la mitad de su valor, y por lo tanto todos nuestros ahorros en euros valdrán la mitad que antes, y eso sí que lo notaríamos todos.

Inflación

La segunda referencia que voy a dar para hacernos una idea del precio del dinero será la inflación. La inflación es un indicador que se utiliza para saber si las cosas están caras o baratas. Indica la variación de los precios de las cosas que compramos. Inflaciones positivas indican que los precios han subido y negativas que han bajado (una inflación de un 3% indica que los precios de las cosas han subido un 3%, de media, con respecto a los precios del año pasado). Dando la vuelta al razonamiento, inflaciones positivas indican que el dinero ha perdido valor (con el mismo dinero compramos menos cosas, al haber subido los precios)  e inflaciones negativas indican que el dinero ha ganado valor (con el mismo dinero podemos comprar más cosas porque están más baratas).

Inversiones

Hay algunas cosas que se pueden comprar y que también nos pueden servir para valorar el dinero. Pongamos como ejemplo el oro. Cuando compramos oro invertimos en ello una cantidad de dinero. El precio de ese oro va cambiando con el tiempo (a un ritmo absolutamente distinto del de la inflación, ya que el oro no es un producto de consumo y no suele comprarlo mucha gente todos los días). Esto nos devuelve a los orígenes del dinero, si cogemos como indicador el oro podemos darle al dinero un valor equivalente en Kg de oro, solo que ya no está prefijado, el precio del oro lo marca el mercado del oro. Lo mismo que con el oro se puede hacer con otras materias primas o con otro tipo de inversiones (como las inmobiliarias), pero se suele hacer con el oro por motivos históricos y porque el oro es de las cosas que menos se degradan con el paso del tiempo (mismo motivo por el que históricamente se tomó como dinero).

 

Y colorín colorado, esta lección se ha terminado. En el próximo artículo escribiré sobre el PIB.