Funcionarios. No hacen casi nada, pero funcionan.

Publicado: 15 marzo, 2012 en Economía, Política, Reflexiones
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Escribo esta entrada a raíz de la incomprensión hacia mis comentarios por parte de algunos habituales del blog de javirl (presuntamente funcionarios).

Antes de nada quiero decir que, para no caer en generalizaciones, cuando hablo de “Los funcionarios” me refiero al 80-90% de ellos, soy consciente de que hay algunos pocos, algunas honrosas excepciones, que escapan a este triste retrato que voy a pintar. Aquí estoy hablando de la media de los funcionarios, no de todos ellos, pero tampoco de casos especiales, basándome en mi experiencia personal. Sé que la culpa no es suya, el sistema está montado así y casi cualquier persona en su situación haría lo mismo que ellos. Y no hablo de los funcionarios de los países bálticos, a los cuales no he tenido el placer de conocer, hablo de los de aquí, al los cuales sí que conozco un poco.

-Los funcionarios no dan un palo al agua. Esto se debe, principalmente, dos causas. La primera es que perciben que nadie a su alrededor da un palo al agua, entonces, no van a ser ellos los únicos pringaos. También perciben que su supervisor tampoco da un palo al agua. Además, si algún supervisor quisiera que los que no dan un palo al agua lo dieran, se daría de bruces con una triste realidad que comento en el siguiente punto.

-Los funcionarios pueden hacer lo que les de la gana, no serán despedidos. Esto lo he vivido en primera persona. Una profesora dijo textualmente “podría insultaros, incluso pegaros, que no me echarían de aquí, que soy funcionaria… bueno pegaros igual no, pero escupiros seguro que sí.” Cualquier superior que quiera hacer trabajar a un empleado público se encontrará con esta realidad, entonces el funcionario trabaja únicamente lo que a él le da la gana, no lo que dice el supervisor que hace falta o que debe trabajar. Es imposible pedir resultados a un funcionario porque nunca se le va a tocar ni el empleo ni el sueldo a no ser que cometa algún delito. La única barrera que no suele traspasar un funcionario es la de trabajar tan sumamente poco/mal que cause una crisis nerviosa al ciudadano al que atiende y termine agrediéndole (aunque se han dado casos [pongo la venda antes de la herida al releer la entrada antes de publicar, no estoy defendiendo que haya que zumbar a nadie por no trabajar, bastaría con que su jefe lo echara a la calle]).

-Los funcionarios pueden disfrutar de un seguro privado en vez del público (no además del público) que tienen que pagar obligatoriamente todos los demás trabajadores/empresas. Buscad en google MUFACE. Por resumir mucho, es como la seguridad social (pagas por un seguro médico asistencial y de jubilación y recibes esas prestaciones) pero privado (mejor). Que es mejor es una obviedad. Si fuera peor ningún funcionario lo contrataría, por el contrario, muchos lo hacen. Si las cosas privadas fueran peores que las públicas ningún ciudadano (excepto los muy idiotas, que no suelen ser los que tienen mucho dinero) estaría dispuesto a pagar lo público (obligatorio) más lo privado, solo por recibir el servicio privado peor que el público.

-Los más inteligentes/mejor preparados de España son funcionarios. Aquí se suelen enrocar ellos para justificar sus privilegios, y tienen razón. Esto es muy triste. Por ejemplo, para ser profesor de un colegio público tienes que pasar unas oposiciones (demostrando que eres más listo que el resto). Para ser profesor de un colegio privado no. Se puede, por tanto, deducir que los profesores de los colegios públicos son más inteligentes que los de los privados (además suelen ganar más dinero). Aún así, la experiencia personal que tengo es que en la enseñanza privada/concertada los profesores se molestan mucho más, te tratan mejor, te conocen, se preocupan y consiguen mejores resultados que en los públicos (eso lo percibimos yo y todos los que pagan por un colegio de este tipo, ya que, como en el caso anterior, si fueran perores nadie llevaría allí a sus hijos teniendo que pagar por partida doble). Todo esto está relacionado con el punto anterior, a un funcionario nadie puede exigirle resultados.

-Los médicos, bomberos, policías, militares, profesores, inspectores, etc. son funcionarios. Aunque, desde luego, no pueden competir con los funcionarios administrativos en “prescindibilidad”. En los casos en los que tienen que competir con la empresa privada salen claramente derrotados por goleada, en los que no (tienen el monopolio, como en defensa, justicia, emergencias, etc.) es cierto que hacen un trabajo que tiene un cierto valor, pero es aún más cierto que hace muchísimo menos de lo que se podría hacer con los recursos que se les asigna. No se puede comparar el trabajo de un policía (aunque salve vidas) con el trabajo de un policía privado, ya que no hay. No se puede saber quien salvaría más vidas, pero estoy casi seguro de que el policía privado no se pasaría la mitad de su jornada laboral en un bar o atendiendo recados personales (cosa que los policías actualmente hacen si les da la gana). El caso de los militares es aún más flagrante, uno de ellos me dijo “con esto de que nos van a bajar el sueldo los jefes nos dirán que tenemos que trabajar menos… y no nos va a resultar nada fácil”. En los hospitales privados la cafetería no suele estar llena de batas blancas y verdes a cualquier hora del día. Es curioso ver la diferencia de trato y rendimiento, aunque solo sea en pacientes/hora entre un médico de la seguridad social y ese mismo médico por la tarde en la consulta privada de su casa/clínica.

-Se han dado casos de funcionarios que ladran. Lo he visto. He visto como funcionarios echaban la bronca a alumnos por no saber cómo se hacía una matrícula. Nunca vi a un cajero de un banco echar la bronca a un cliente por no saber cómo se hace una transferencia o por no haber llevado el DNI. El caso más vejatorio y común de este tipo de abuso se da entre el funcionariado docente universitario, que puede vejar, amedrentar, incluso amenazar a aquellos a los que presta un servicio (a los alumnos) sin que éstos tengan forma alguna de defenderse. Durante años.

-Se han dado casos de funcionarios tan inútiles, que pidieron a quien escribe estas líneas que hiciera su trabajo (sentándose incluso en la silla  del despacho del propio funcionario y usando su ratón) si quería que quedara registrado correctamente. Esto se debe a que, tras años de no dar un palo al agua, llegan a atrofiar sus propias capacidades por debajo de las que tenían los demás ciudadanos a los que superaron en las oposiciones, quedándose atrasados. He visto médicos, funcionarios de ventanilla y profesores, todos ellos relativamente jóvenes, escribir en sus teclados de ordenador (cosa que está entre sus tareas diarias más veces repetidas) con dos dedos, como lo haría mi abuela si se viera forzada a tener que escribir algo en la pantalla.

-El argumento de que la mala fama de los funcionarios la promueve el propio gobierno es tan falaz como decir que la mala fama de los curas la promueve el Vaticano para que no se quejen tanto. Son el único colectivo que es visto negativamente por toda la sociedad y que no hay forma de hacer que cambie en absoluto debido a que es demasiado grande y está demasiado ocioso para poderse movilizar contra cualquier ataque (cuando hay huelgas de funcionarios el seguimiento es masivo).

Como muestra de lo que percibe la sociedad de los funcionarios he seleccionado una colección de imágenes buscadas por google:

 (GREVE es HUELGA)

Anuncios
comentarios
  1. Bastiat dice:

    Veo que si… que lo que decías no se ha quedado en una mera amenaza sino que has hecho un bastante buen articulo y prolijamente ilustrado….

    Pero el título reza: “Funcionarios. No hacen casi nada, pero funcionan.”

    No estoy de acuerdo en que no hacen casi nada. Si hacen. Son una importante masa salarial que los estados usas para tratar de incentivar el consumo, medida keynesiana, o para reducirlo medida igualmente keynesiana pero que aplican los otros. Y si, tienen funciones que les son inherentes y otras que podrían hacerse de mejor manera con empresas privadas.

    Pero dices…. Funcionan… ¿En qué sentido?

    Mauricio Rojas en su libro:” Suecia, después del modelo sueco” dice que la razón por la que existe educación y sanidad pública, de las resistencia a eliminar el aspecto público de esos dos grandes elementos de la participación del estado en la vida de la sociedad, estriba en que siendo funcionarios hay una gran masa de votantes que serán muy reacios a ir en contra del Estado del Bienestar.

    Bueno. Pues tras el gran desastre económico en los años 1992 y 93, los liberales ganaron unas elecciones dramáticas en las que se pusieron a sacar a ese mítico país de la quiebra en la que habría caído por las medidas socialdemócratas, que no funcionan, nunca lo hacen, y empezaron a desmontar dicho estado de bienestar. Instauraron el Cheque Escolar y mutualizaron la sanidad con tal éxito que cuando en las siguientes elecciones volvieron a ganar los socialdemócratas…. no lo quitaron. Vieron que la sociedad estaba apoyando esas medidas al comprobar como día a día más y más suecos decidían optar por la educación y la sanidad privada. Es decir, cuando se les dio la posibilidad de elegir libremente…. Optaron por lo privado.

    ¿Qué quiere decir esto? Que cuando el sector público hace una huelga en defensa de “lo publico”, con eslóganes tales como por una enseñanza de calidad, una sanidad universal, sabiendo que tanto el Cheque Escolar como la Sanidad Mutualizada, es decir, estilo MUFACE, que garantiza dicha universalidad…. Lo que están defendiendo son sus puestos de trabajo privilegiados.

    No existe razón alguna para que exista sanidad pública ni educación pública generalizada sino sólo como subsidiaria de aquellos sitios y aspectos que el mercado no cubra…. Aunque siempre cabe hacerse la siguiente pregunta…. Algo que el mercado no ve como beneficioso ¿puede decirse que es necesario????

    Si. La defensa, la justicia, la policía…. El ordenamiento general del estado, los ayuntamientos.

    En esos sitios sí que tienen que haber funcionarios pero no para fastidiar al ciudadano sino para defenderlo.

    Un funcionario es, o debería de ser, la barrera que limite al político el que use las leyes a su capricho y se las salte una y otra vez, de ahí su inmovilidad en el puesto, de ahí sus garantías laborales obtenidas en una oposición. Pero la realidad nos dice que no, que los funcionarios se olvidan de la ley y son cómplices necesarios, cuando no en muchos casos los propios instigadores de asuntos turbios, corruptelas mas o menos gruesas mas o menos escandalosas que pudren el sistema hasta hacerlo inviable. Que en esas es en la que estamos.

    Bueno, como digo buen comentario, y espero que se monte aquí un buen debate…. Lo que pasa es que como aquí quien decide quien habla y quien no eres tu…. Lo mismo hay gente que no se atreve a venir.

  2. Bendito seas, por traernos la luz.
    Además, nos has encontrado en internet una selección muy divertida de la sabiduría popular. No se si pronto nos regalarás otro post con toda la sabiduría popular que existe (y es muchísima y de rancia tradición) con:
    -chistes de rubias
    -chistes de mujeres al volante
    -chistes de negros
    -chistes de chinos
    -chistes de tartamudos
    -chistes de mariquitas

    Y en cada uno estoy seguro de que serás capaz también de iluminarnos con tus simplezas. Dices (y ahí está la clave):

    En los casos en los que [los funcionarios] tienen que competir con la empresa privada salen claramente derrotados por goleada

    Esto es peor que una mentira: es una estupidez. Para comparar deberías usar algún criterio, alguna unidad COMÚN de medida. Y no solo no la aportas aquí, para traernos luz, sino que deberías saber que tal medida no existe.

    Efectivamente, soy funcionario. Y eso no debería quitar ni poner a mi opinión. Salvo la experiencia de saber lo que hay. Además, como otros muchos funcionarios, he trabajado también en “la privada” (incluso he sido autónomo). Así que te puedo decir que he estado en sitios de la Administración donde se trabaja mucho y bien, y otros donde se trabaja poco y mal. Y lo mismo he visto en la privada.

  3. Bastiat dice:

    Me parece fenomenal porque en este país mas de uno y mas de dos va a tener que retomar o empezar a aprender de la vida en la empresa privada…

    Buena actitud… Si.

    Por otro lado, Lightbringer, como te digo en el comentario que tienes que tener en la bandeja de Spam puesto que incluye un enlace…. No creo que vayas a conseguir muchas visitas de aquellos a los que quieres plantear tus temas…. Aquí no pueden ser ellos los que amenacen y echen a quienes les lleven la contraria

  4. Entonces ¿se trata de amenazar y echar a quien lleve la contraria? Me alegra que os vayáis quitando las caretas

    salud

  5. e.bastiat@telefonica.net dice:

    Pregúntale a Javirl

  6. Lightbringer dice:

    @Bastiat, encontré el comentario en spam y ya está aprobado. Digo que funcionan básicamente por los motivos que tú expones, hay cosas que aunque hagan mal (comparativamente hablando) no las pueden hacer otros, y además hay cosas que son imprescindibles (bajo mi punto de vista educación, sanidad…) que aunque sea a un coste mucho mayor del que debería, quedan cubiertas a unos niveles aceptables.

    @escaiguolquer, la medida que utilizo para comparar es el beneficio contable. Te puede gustar más o menos, pero existe esa medida. Y no se trata de “amenazar y echar a quien lleve la contraria”, se trata de “amenazar y echar” a quien no de un palo al agua. La situación actual es no echar a absolutamente nadie a no ser que delinca.
    En el colegio de mi prima llevaron a juicio a una profesora de 2º de bachillerato que estaba claramente desequilibrada. Los padres (había un apoyo enormemente mayoritario por parte de padres y de alumnos) y el colegio querían que abandonara la docencia. El juez no quería. Tuvieron que readmitirla y allí sigue. Sin enseñar nada de química a los que van a tener que presentarse a selectividad porque no le funciona la cabeza.

    • Bastiat dice:

      Lightbringer, yo te recomiendo que te leas, hay que descargarlo entero, el libro que te enlazo. Ahí explica que es posible y la forma de hacerlo. La educación no tiene porque ser publica. Ni la sanidad. La gestión privada de esos dos aspectos unido a la posibilidad de elegir de todos los ciudadanos gracias al cheque escolar y la mutualización de la prestación de la sanidad al estilo MUFACE no sólo es posible sino que es deseable.

      Un médico no puede ser mejor medico porque sea funcionario. No creo que nadie pueda defender eso. Un medico, y un maestro, ejercen una profesión mas que tiene ahora mismo en el sector privado unos altos índices de calidad que no son mejores por la existencia de un servicio púbico, prestado por funcionarios, caro e ineficiente. Que no podemos librarnos de él salvo que tengamos muchos recursos, y que no sólo no satisface plenamente al ciudadano si no que nos trata como súbditos. Súbditos que reaccionan sobreexplotando dicho servicio al no percibir su coste en el momento en el que se usa.

      Son muchas las razones por las que lo privado será siempre mucho más eficiente, y el sistema propuesto elimina la queja y la excusa de quienes viven de ese sistema, los funcionarios y las empresas de servicios que contratan ventajosamente con ellas, ya me entiendes, de que los ciudadanos pobres no tendrían ni educación ni sanidad…..

      La realidad está ahí….

      Quienes se oponen, en el fondo, lo que quieren es evitar que los ciudadanos tengamos posibilidad de elegir.

  7. Lightbringer dice:

    Perdón, había malinterpretado lo de amenazar y echar. Yo en este blog no echo a nadie ni censuro ningún comentario por duro que sea. Cada cual queda cual queda retratado con lo que escribe, yo también puedo opinar al respecto de lo que cada cual escriba, pero a no ser que se empezara a llenar esto de comentarios repetidos/llenos de cosas que no tienen que ver con lo que se está hablando no los borraría ni vetaría a nadie. Eso es lo que entiendo yo por libertad de expresión, y aquí la hay incluso para intentar que yo me sienta ofendido.

  8. madaguilar dice:

    chicos, en serio, tomad un poco de perspectiva y examinad desapasionadamente lo que decís: no hay análisis lo más mínimamente riguroso. Sólo hay prejuicios ideológicos (lo público funciona mal; lo privado funciona bien) de los que surgen directamente las conclusiones.
    El mensaje anterior de bastiat es un claro ejemplo de esto.

    Y no, el “beneficio contable” no sirve como medida. No es que me guste más o me guste menos. Es que no sirve para comparar un hospital público del IMSALUD con un hospital de Sanitas. Y muchísimo menos sirve para comparar un médico en ese hospital público con un médico en el hospital privado (como decís más arriba, efectivamente, suelen ser los mismos, repartiéndose la jornada doble mañana-tarde)

    salud

  9. e.bastiat@telefonic.net dice:

    Hombre… madaguilar si tienes a bien me gustaría que me explicaras en qué consisten mis prejuicios ideológicos y cuales son tus ideas que están, por supuesto, descargadas de todo prejuicio ideológico. Porque si a ti te parece que opinar que lo púdico está mal y lo privado está bien y llamas a eso prejuicio, decir lo contrario es igualmente un prejuicio ideológico hacia lo privado.

    Es más, hablar como dices que “El beneficio contable” no sirve como medida…..” es un claro ejemplo de prejuicio ideológico. Lo contable ES la medida. La productividad, las listas de espera, el coste de los servicios…..etc…. ES la medida. Y lo que no es medible es el deseo de la gente de poder elegir libremente. Es decir elegir el médico o el colegio en el que recibir asistencia sanitaria o dónde y quien educarán a sus hijos. Supongo que decir esto también es un prejuicio ideológico que no tiene nada que ver con el prejuicio ideológico de imponer un sistema sanitario a toda la sociedad, regulado y controlado asignado a cada un en función de parámetros establecidos por el Estado y un sistema educativo a toda la sociedad conforme a los patrones y la ideología determinante en el Estado….

    La libertad…. Es un gran prejuicio ideológico…. Ya.

  10. madaguilar dice:

    ante todo disculpas por las confusiones de identidad: soy el viejo escaiguolquer, pero no se que pasa con wordpress que ahora me obliga a hacer un login que funciona solo a medias y, total, que ahora aparezco como madagui.

    y dicho esto, al turrón:
    No me voy a dejar arrastrar por el barro, así que lo diré brevemente: el “beneficio contable” es la diferencia entre el ingreso y el gasto, y eso no existe en el caso de un hospital público, porque sus ingresos no se deben a sus ventas. Ya estamos donde siempre, bastiat: ignorar esto es ignorar TANTO y TAN PROFUNDAMENTE que, sea intencional, o sea por incapacidad, te descalifica para discutir sobre BASES RACIONALES, científicas. Sólo desde una postura acientífica se puede argumentar con base en “lo contable…”. No hablamos de “lo contable”. De hecho aunque quisiéramos no podríamos hablar de “lo contable” porque ni siquiera existe. “Lo contable” es un adjetivo con el que puedes calificar realidades, pero no designa ninguna magnitud, ninguna categoría teórica, ninguna realidad.
    Estamos hablando de “BENEFICIO contable” y por cierto que no soy yo el que he sacado el tema. Por el contrario, mi ARGUMENTO es que no se puede comparar directamente, como pretende lightbringer, el desempeño del funcionario con el del trabajador asalariado en la empresa privada. En el fondo, me podéis acusar de que no propongo alternativas pero por supuesto que no lo hago porque creo (ideológicamente) que no hay comparación posible, y, de hecho, si la hubiera no me interesaría demasiado. Pero sería una acusación impertinente por vuestra parte porque yo he venido aquí a criticar la postura del artículo: a negar que se pueda hacer tal comparación. Yo no he venido a demostraros nada, sino a negar que hayais demostrado la más mínima cosa.
    Creo que debería ser lightbringer (o cualquiera que esté con él y, mucho más importante, con sus conclusiones) quien tratara de aportar una medida operativa y real para sostener el prejuicio ideológico de “público malo, privado bueno”.
    Sólo cuando el prejuicio se apoya en una teoría coherente internamente y se muestra su correspondencia con los hechos empíricos empieza a merecer el título de “hipótesis”.

    Y con eso, aunque no soy ningún experto en filosofía de la ciencia, creo que queda perfectamente señalado dónde tienes, bastiat, los prejuicios no contrastados, y de los que surgen tus conclusiones.
    No obstante te los señalo expresamente:
    1 “La gestión privada (…) es deseable”
    2 “una profesión mas que tiene ahora mismo en el sector privado unos altos índices de calidad que no son mejores por la existencia de un servicio púbico, prestado por funcionarios, caro e ineficiente”
    3 “Son muchas las razones por las que lo privado será siempre mucho más eficiente”
    4 “Quienes se oponen, en el fondo, lo que quieren es evitar que los ciudadanos tengamos posibilidad de elegir”.
    Todas estas afirmaciones son muy contundentes, pero no reciben ni un solo intento de argumentarlas ni mucho menos demostrarlas.

    Eso es, exactamente, un prejuicio ideológico.

    • Bastiat dice:

      Dijo la sartén al cazo…. apártate que me manchas…

      Mira, para ser científico hay que basarse en realidades y, insisto, la realidad es que lo medible, lo real, es lo contable. Los supuestos beneficios que tu quieras dar lo haces desde tu ideología, que no de tu capacidad científica. Lo siento pero tu no está hablando de realidades, no estás hablando de ciencia, con lo cual me parece un poco petulante por tu parte pretender descalificar mis argumentos porque no estoy hablando sobre bases racionales.

      Los hospitales, como las panaderías, ofrecen unos servicios a unos costes determinados que se cobra, aunque en la sombra, y determinan si una determinada actividad se realiza de manera eficiente o no. Quien lo pague o el cómo se pague no quiere decir que no se pague. Y tan cierto es que quien trabaja en centro privado tienen muy en cuenta ese factor de manera que si el resultado de su labor provoca pérdidas, además de informales de que lo están haciendo mal, no tienen clientes, como los de las panaderías, tienen que cerrar. Lo curioso de tu pretendidamente científico argumento es que como el beneficio de un hospital no está en lo contable sino en lo… que tu ideología quiere proponer o…. imponer, no se puede juzgar la labor del funcionario.

      Es decir tu base racional…. supuestamente racional, es que la labor como es tan altruista no puede compararse con la del hospital privado. Es decir, tu argumento contra mi es que no puedo hablar sobre bases racionales…. tu base racional…. es tu ideología. Tio….. eres la leche

      Y ahora viene lo de los prejuicios… Los míos…. frente a los tuyos. Simplemente los descalificas… Como yo los tuyos. No aportan nada, simplemente son formas de pensar diferentes.

      Ahora bien, al principio dices no quererte “dejar arrastrar por el barro”. Ya… supongo que para ti dejarse arrastrar por el barro es hablar de libertad. De la libertad del ciudadano de poder elegir quién le presta la sanidad o quién le presta la educación, sobre todo en un entorno donde es el Estado el que corre con los gastos a través de la mutualización de la sanidad, al estilo MUFACE, lo de los funcionarios, que manda narices, y del cheque escolar algo que ya están desarrollando en la exsocialdemócrata Suecia. Que es de lo que hablaba yo con Lightbringer. Para ti, obviamente, hablar de la libertad es meterse en un barrizal en el que tu ideología no se siente a gusto.

      Bien. No me sorprende.

  11. madaguilar dice:

    A ver, colega, que al final habrá que ir a tu barro porque no sales de ahí ni a empujones:
    Si tu dices “lo público malo lo privado bueno” no puedes argumentarlo basándote en el beneficio contable. Lo siento. No funciona. Puedes intentar argumentarlo de otra manera (aunque no creo que puedas) pero así no. No te lo voy a explicar más veces (porque, además, estoy seguro de que ya lo sabes pero no quieres reconocerlo). Y esa es la razón por la que digo que sólo usas prejuicios, y que no argumentas lo que dices.

    No soy yo el que en este artículo ha vertido un montón de mierda sobre la función pública (española), así que no soy yo el que tengo que dar explicaciones. Si hay una manera de “juzgar a los funcionarios” decídmela vosotros, pero afinad mejor, porque el beneficio contable (que es el único intento que habéis hecho de momento en tal sentido) no cuela.

    Dicho esto, habla de tu libertad o habla de lo que te dé la gana. Faltaría más. También puedes seguir dando vueltas e intentando marear la perdiz sobre lo que te digo, o porqué te lo digo. Usa tu tiempo como mejor te parezca, pero espero que no creas que con todo eso te acercas ni un solo milímetro a argumentar TU PREJUICIO IDEOLÓGICO de partida: “lo público malo, lo privado bueno”.

    • Bastiat dice:

      Dijo la sartén al cazo…. apártate que me manchas…otra vez.

      ¿Sabes lo que le dicen los empleados públicos a aquel que se esfuerza o que simplemente quiere cumplir con su trabajo?

      Pues mira un ejemplo: “Tío….. ¿Que es que lo vas a heredaaar?

      O esta otra: “Te van a dar dos medallas, una por tonto y otra por si la pierdes”

      Eso es la realidad. Empleado público no cumple con los horarios. Horarios que son en su mayoría de 35 horas semanales, cuando en el sector privado son 40 mínimos y muchas horas extras sin cobrar. Los del “empleo fijo para toda la vida” no tienen el aliciente a perder el empleo y por tanto, ni tienen necesidad de esforzarse, simplemente vegetar, cumplir con lo mínimo, no molestar a los jefes, que como son también funcionarios no quieren complicarse la vida mas que lo justito. Eso te lo dice alguien que no quiere echar mierda sobre los funcionarios. Eso te lo dice uno que ha trabajado en una empresa pública de las grandes. Donde los contratos de interinidad se cubrían con hijos y parientes y amistades de los líderes sindicales, las oposiciones se hacían por cumplir, donde las listas de las bolsas de trabajo beneficiaban a los mas antiguos de manera que no les interesaba lo mas mínimo aprobar esas oposiciones porque corrían el terrible riesgo de tenerse que ir a trabajar a otro sitio…. Ni no me cuentes milongas.

      Colega.

      Y tus prejuicios ideológicos esta en contra lo privado, que es malo, y lo público es bueno. Y no sabes como cuantificar la bondad de lo público porque reniegas de la ciencia esa de la que presumes tanto en contra de aquellos que hablamos de la teoría subjetiva del valor. Que manda narices. Y reniegas de entender que ante la misma labor realizada por el sector público la realizada por el privado ésta será y seguirá siendo mucho mas eficiente y, además, pero como es algo que no entendéis, creadora de riqueza. Y eso es juzgar a los funcionarios de manera objetiva. Lo primero son hechos reales.

  12. madaguilar dice:

    …ni un milímetro

    parece que el mensaje no cala así que yo ya sobro aquí.

    Salud

  13. Bastiat dice:

    para lo poco que aportas….. en mi opinión.

    no es que sobres, es que ni distraes.

  14. Lightbringer dice:

    Perdonad por no haberme pasado por aquí últimamente, he estado atendiendo otros asuntos.
    Voy a ser todo lo conciso que pueda:

    -Sé que no se puede usar el beneficio contable como medida tal y como está montado actualmente, excepto en servicios en los que conviven lo público con lo privado y en igualdad de condiciones (como por ejemplo transporte de personas o gestión de residuos). Digo que cuando se puede comparar así lo privado gana por goleada. Cuando no se puede comparar así es porque no se puede competir con lo público en igualdad de condiciones. Para estimar el beneficio contable en esos casos habría que dejar que se creara un mercado en igualdad de condiciones y así poder estimar el precio de las “ventas” públicas que ahora está pagando el estado. Los costes se pueden obtener directamente.

    -Yo no digo “lo público malo, lo privado bueno” digo que lo privado suele ser mejor y más eficiente que lo público, lo cual no quiere decir que lo privado sea siempre bueno ni lo público siempre malo, ni que siempre sea deseable lo privado a toda costa (aunque haya otra gente que sí que defienda eso).

    -Con respecto a si esto es un artículo plagado de prejuicios o un análisis riguroso de la realidad, pues creo que no es ni lo uno ni lo otro. Prejuicioso sería si hubiera estado hablando de los funcionarios sin conocer a ninguno, por lo que me hubieran dicho, o por unos pocos casos. Con una muestra de unos doscientos (que son los casos que yo habré podido evaluar) ya el prejuicio se va transformando en juicio. Ahora bien, no tengo ningún problema en reconocer que el juicio no es riguroso. No he ido tomando notas, ni haciendo estadísticas, ni he ido buscando la muestra debidamente ni he creado baremos de medida ni nada por el estilo. ¿Eso le resta credibilidad? Sí. Le añade subjetividad, pero no creo que haga que no tenga NINGUNA credibilidad y que la realidad sea lo opuesto a lo que aquí se ha querido describir. Ni mucho menos.

    -Este artículo es una mera descripción de la realidad. Ni identifica claramente los problemas ni aporta soluciones a los mismos ni dice lo que habría que cambiar. Si quisiéramos meternos con esas cosas tendríamos para tanto tiempo que igual nos tendrían que pagar (además, no creo que nadie nos fuera a hacer ni puto caso).

    -Y, como dije, yo no censuro a nadie, pero también puedo comentar sobre los comentarios de otras personas, creo que en este caso el que ha ido elevando el tono de la discusión ha sido Bastiat hasta llegar a un tono que puede considerarse irrespetuoso.

  15. Bastiat dice:

    Acepto la reprimenda Ligthbringer… pero no estoy de acuerdo. Creo, que a diferencia de en otros lugares, aquí no ha sido nadie irrespetuoso, salvo que en el debate dialéctico tengamos que cogérnosla con papel de fumar. Es mas, ya que consideras que he sido irrespetuoso me gustaría que me digas en qué momento lo he sido.

    No creo que quien se empeña en despreciar, que no contraargumentar, los argumentos de otros pueda decirse que sea muy respetuoso. Ni creo que descalificar los argumentos de otro como prejuicio cuando los argumentos que opone son igualmente prejuicios sea posible hablar de debate.

    De hecho, ligthbringer si yo dijera “lo publico malo lo privado bueno” estaría siendo un perfecto idiota porque cualquier persona medianamente inteligente ha de valorar qué de bueno tiene cada cosa y qué de malo. Eso es lo que se pretendo. Pero ocurre que en cuanto se le enfrenta a quien hace precisamente lo contrario,” lo publico bueno, lo privado malo” y se lo haces ver, que sólo es una postura, una pose que no aporta nada… acaba saliendo por peteneras haciendo fú como los gatos. Y lo cashondo es que lo hace desde una postura de superioridad moral.

    Como bien dices en este comentario último, con el que estoy de acuerdo, menos lo dicho, no hay posibilidad de valorar lo contable en cuanto resultados empresariales porque no puede haberlos cuando las condiciones no son las mismas. Pero si se miraran los ingresos y los gastos de lo público, si se valorara como se quiere hacer con la presentación de las facturas de una asistencia hospitalaria en un centro público, cuánto cuesta la sanidad pública frente a la privada, la educación pública frente a la privada, veríamos como no es que el valor contable sea cero…. sino que es negativo.

    Yo no rehúyo debates…. lo que soy es bastante directo.

  16. Bastiat dice:

    Por cierto, un poco molesto con que hayas dicho que he sido irrespetuoso…..Tío….si tienes a bien ¿podrías decirme en qué he sido irrespetuoso y comparármelo con ésto?

  17. Un aplauso sincero y sin paliativos, lightbringer. Así, estamos de acuerdo.

    Bastiat, el prejuicio es llevar al foro las conclusiones y no argumentar, no escuchar siquiera a los demás, porque llega uno de casa con todo sabido, sin resquicios para la duda, el aprendizaje y, sobre todo, la rectificación. Es evidente que no prestas atención a lo que digo, porque te empeñas en mis prejuicios (lo público bueno; lo privado malo), en mis posturas, en mi opinión, cuando yo aquí en ningún momento he manifestado nada más que mi oposición a ciertas afirmaciones que entiendo que no están suficientemente contrastadas ni argumentadas. Nada más

    • e.bastiat@telefonica.net dice:

      escaiguolquer…. yo lo que te recomiendo es que te releas de vez en cuando con los criterios que me pides a mi…. y luego das lecciones.

      Por cierto, yo no he usado en ningún momento expresiones para referirme ni a tus comentarios ni a los de Ligthbringuer tales como:

      – “No se si pronto nos regalarás otro post con toda la sabiduría popular que existe (y es muchísima y de rancia tradición) con:
      -chistes de rubias
      -chistes de mujeres al volante
      -chistes de negros
      -chistes de chinos
      -chistes de tartamudos
      -chistes de mariquitas”

      O por ejemplo:” serás capaz también de iluminarnos con tus simplezas”

      O esta otra: “Esto es peor que una mentira: es una estupidez”

      Pero bien…. Tu mismo.

      Ese es tu nivel desde el que te permites dar clases de urbanidad.

  18. Lightbringer dice:

    @bastiat, cuando he vuelto a entrar aquí lo primero que he leído es el último comentario que estaba escrito, que era este:

    “para lo poco que aportas….. en mi opinión.

    no es que sobres, es que ni distraes”,

    que es un ataque directo a la persona y no a lo que dice, y en tono serio y sin ironía (lo cual le quitaría algo de hierro), cosa que en el primer comentario que me dedicaba escaiguolquer se podía apreciar.

    De todas maneras ya digo que el tono del debate se ha ido elevando paulatinamente, si ya empezó alto pues ha acabado más alto. Simplemente es mi opinión acerca de lo que he leído, pero no te digo ni que no puedas seguir elevando el tono ni que vaya a hacer nada para evitarlo, simplemente lo que yo he percibido al leerlo y lo que otros, igual que yo, podrían percibir. Y por lo que escribas te ¿pre?juzgarán.

  19. e.bastiat@telefonica.net dice:

    Por supuesto…. Ligthbringer…

    Hay un dicho que dice que uno es prisionero se sus palabras no de sus pensamientos. Lo que ocurre es que yo no temo ser prisionero de ellas. Otros sí.

    Y lo que no estoy dispuesto a aceptar lecciones morales de quien se expresa como he reflejado el sr. Escaiguolquer. Que son habitual sus manifestaciones despectivas a todo aquel que no le corea sus gracias.

    Pero luego vayamos a lo magro. ¿Ha contestado a algo de lo que yo proponía en mi primera respuesta, esa que tardó en salir, o la ha descalificado con que yo parto de mis prejuicios?

    Joé…. Hablemos del tema y no del cómo se habla.

    ¿Vale?

  20. e.bastiat@telefonica.net dice:

    Por cierto, para con algunos eres de un generoso que ya ya…

    Si que califiquen sus escritos de “chiste”, “simpleza”, “mentira” o “estupidez” lo consideras fina ironía……

    Ya te digo.

    De todas formas, que todo el mundo tenga claro que en los escritos sólo están las palabras, no hay entonación ni lenguaje no verbal, con lo cual cada uno interpreta lo que interpreta, por eso no suelo hacer caso a las ironías sino a las palabras…..

  21. Duc d'Enghien dice:

    Sólo me gustaría apuntar que aunque complicado, es posible medir los resultados de la gestión de los servicios públicos que no compiten con el sector privado. Aunque el beneficio contable, o los flujos de caja son un excelente índice de cómo se ha gestionado una actividad económica, otros estimadores pueden indicar si la gestión ha sido eficiente.
    Para el caso de los hospitales el número de operaciones quirúrgicas, los costes en los que ha incurrido el hospital, la productividad de los empleados (en pacientes por hora, diagnósticos…), y otros que se usan generalmente en el sector (no me acuerdo, leí un artículo dónde lo explicaban bien).
    Usando estas mediciones y estadísticas, puede apoyarse la conclusión de Bastiat, al menos en lo que concierne a la gran parte del sector público español; y las razones por las que funciona peor que el sector privado creo que se encuentran enunciadas en post.
    Para el señor funcionario, con todos mis respetos, los datos que la contabilidad aporta están basados en hechos y pueden perfectamente ser la base de un estudio empírico sin deslucir los paradigmas científicos actuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s