Introducción: El dinero como método de valoración.

Publicado: 24 mayo, 2011 en Economía
Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Aquí está la primera entrega de las Lecciones de Economía para Víctimas de la LOGSE.

Como dice el título de este artículo, esto es la introducción, así que cualquiera puede entenderlo y casi no parecerá ni que estemos hablando de economía. Pero en realidad es la base sobre la que se construye toda la economía.

¿Qué es el dinero?

Bueno, en principio esta pregunta parce fácil, es lo que llevamos todos en la cartera/bolsillo y lo que utilizamos para comprar cosas. Cierto. Pero, ¿qué representa?¿por qué nos dan cosas a cambio de papel y de trozos de metal que por sí solos no tienen valor?

Esta respuesta también es sencilla, pero no es tan evidente. La gente vende cosas a cambio de dinero simplemente porque saben que otro alguien les dará también a ellos otras cosas por ese dinero. El dinero es confianza. Sirve para valorar las cosas de una manera más objetiva que el trueque, además no se estropea, ni siquiera hace falta sitio para guardarlo, porque ahora mismo el dinero es, además de los billetes y las monedas, datos. El dinero principalmente es datos bancarios que están en ordenadores, no existe físicamente ni existirá más allá de unos bits, unas señales eléctricas en un disco duro. El dinero sirve para valorar las cosas en un momento determinado y en una situación determinada. Lo que hoy vale una cantidad, mañana puede valer otra y en otro sitio puede valer otra cantidad diferente. Incluso en el mismo sitio y en el mismo momento dos personas pueden comprar la misma cosa por distinta cantidad de dinero y los dos creer que están pagando por ello lo que es justo. Así que el dinero es, simplemente, un método de valoración.

“Historieta” del dinero.

Ahora que sabemos más o menos qué es el dinero, voy a contar -de manera ultrasimplificada- por qué el dinero es eso y el proceso histórico que ha llevado a que lo sea.

En la antigüedad el dinero era oro (u otras cosas tangibles), al que se le atribuía un valor por sí mismo (aunque también esto es relativo, ya que las cosas tangibles también tienen el valor que les queremos dar). Simplemente se sustituyó el trueque de ovejas por cabras, por el trueque de ovejas por oro, oro por cabras. Y el oro se podía cambiar por todas las demás cosas, así que fue el primer dinero.

Posteriormente se alcanzó un grado de sofisticación mayor. En vez de llevar tu oro para cambiarlo por cosas, se lo dabas a un tipo a cambio de un papel, de tal manera que si alguno estaba interesado en ir al primer tipo a cambiar el papel por oro otra vez podía hacerlo. Estos tipos eran los banqueros. Además llevó a poder cambiar papeles por cosas, ya que si alguien quería el oro el tipo también se lo daría si llevaba el papel.

Los banqueros se daban cuenta de que en realidad casi nadie volvía a por el oro, tenían papeles para comprar y vender, así que no tardó mucho en darse el siguiente paso. Prestarlo. El problema vendría si todos los que tenían papeles iban a por su oro, porque parte estaría prestado y no habría para todos hasta que no se cobrasen las deudas. Casi nunca pasó esto, pero si esto pasaba, el banco quebraba. Si no pasaba, el banco tenía beneficios (cada vez más dinero) que venían del interés que cobraban por los préstamos. Así todos contentos, porque los depositarios del oro no tenían que pagar por depositarlo, a los bancos les interesaba que dejaran allí su dinero para prestarlo.

Al cabo de un tiempo se dieron cuenta de que el oro, en realidad, ya no hacía falta para nada. No hacía falta porque no lo querían ni los que iban a por un préstamo, que se llevaban dinero en vez de oro; ni los que dejaban allí su oro, que en realidad lo que estaban depositando era dinero y el oro estaba en otro banco. Prácticamente todo el oro lo tenían ellos, los bancos. El siguiente paso en la evolución del dinero fue vender el oro. No de golpe, ni de manera incontrolada, pero el caso es que el dinero dejó de ser oro, ya no representa ningún bien tangible. Simplemente representa la credibilidad de la entidad que lo emite. Como podemos ver, no hay gente por ahí que se dedique a imprimir dinero propio y a usarlo, porque la gente no lo querría. No tienen credibilidad. Mientras que si es un banco central el que acuña moneda o imprime billetes nuevos, todos lo aceptan y lo utilizan como el antiguo. Así también se acaba con el problema de que quebraran todos los bancos, porque si no tuvieran dinero podrían “fabricar” más para dárselo a los que vinieran a pedirlo.

El último paso que voy a relatar en esta breve “historieta” es el paso de dinero en billetes a dinero en datos. Los banqueros antiguos ya se dieron cuenta de que el dinero podía ser necesario en varios sitios a la vez, y no hacía falta darle a cada cliente el mismo oro que él había depositado. Le bastaba con que le dieran la misma cantidad de oro, aunque fuera otro distinto. Así que empezaron a apuntar en libros lo que ingresaba o sacaba cada uno. El oro estaba a buen recaudo, pero no era de todos. Eso mismo siguió pasando con los billetes, pero con los billetes ni siquiera necesitaban tenerlos guardados. Bastaba con tener un libro general donde estuviesen apuntados los datos de movimientos y saldos de dinero para cada cliente y que cuadrasen con los del banco. Con los cambios que se han ido dando en las tecnologías de la información, se fueron transformando los “libros” de los clientes en archivos del banco, primero en papel, y finalmente en datos electrónicos. Y hoy en día cualquiera puede mover el dinero de una cuenta a otra desde su casa, dando a las teclas que tenéis delante de las narices, sin necesidad de que lo haga una persona en la que el banco confíe.

Esto ha sido todo por hoy. Podría haber metido más consideraciones acerca del dinero, pero esto ya se está acercando a las 1000 palabras (que este chisme las cuenta) y me parecen demasiadas. Ya incluiré esas consideraciones en las siguientes lecciones según me vayan haciendo falta.

Un saludo y se agradecen aportaciones/correcciones/peticiones/sugerencias.

comentarios
  1. InYourFace dice:

    Espero que todo este esfuerzo que has dedicado y que vas a dedicar a escribir unas nociones básicas sobre economía sirvan para algo, para que por lo menos algunas personas se paren a leer y a reflexionar sobre estas entradas y que así se salgan del rebaño de la LOGSE.
    No es bueno vivir en la ignorancia y opinar sobre ciertos temas que no se tiene una base mínima de conocimientos, como hacen muchas personas hoy en día, por lo menos con algunas entradas de este blog tratas de sacar a mucha gente de esta sumisión a la ignorancia que ha creado la LOGSE, asique lo único que puedo decir es ánimo y termina con lo prometido!😀

    Un saludo Lightbringer!!

  2. Esto es fantástico.
    Para salvar a “las víctimas de la LOGSE” (“el rebaño” las llama el anterior comentario) nos traes unas lecciones que… bueno, no califico, sólo voy a criticarlas:

    Se trata de saber qué es el dinero ¿no?
    Bueno, pues el título nos informa que el dinero es “un método de valoración”. En realidad, el título no afirma eso, pero sí dice que en este artículo se tratará el dinero como un método de valoración.
    A continuación, sólo 2 párrafos dedicados a explicar qué es el dinero. Los otros 6 corresponden a la “historieta” del dinero (en este caso estoy de acuerdo con el título).
    El primer párrafo dice que dinero es lo que llevamos encima y utilizamos para comprar cosas. Si lo dijeras al revés, estaría de acuerdo: los billetes y monedas son dinero. A la inversa, como tu lo dices, no. Y además en el siguiente párrafo tu mismo lo dices.
    Efectivamente, cuando respondes a la pregunta ¿por qué el dinero puede funcionar como medio de intercambio? y dices que el dinero es confianza, expones una intuición acertada, pero el dinero no es confianza, no solo. Los billetes y monedas, que son dinero, no son solo confianza. Son también base monetaria, pasivos del banco emisor o del Tesoro, como estoy seguro que tu sabes.
    En realidad, el dinero, para serlo, implica confianza. No es lo mismo.

    A continuación hay un salto mortal: en dos ocasiones (interrumpidas para contradecir tu primera definición diciendo que además de billetes y monedas, está constituido por datos) dices que el dinero “sirve para valorar cosas”, enlazando así con el título del post.
    En la primera ocasión, sirve para valorar cosas de modo más objetivo que el trueque.
    En la segunda, sirve para valorar cosas “en un momento determinado y en una situación determinada”, sobrevolando sobre el asunto de la existencia de un “precio de mercado” (cuando por lo mismo se pagan precios distintos) y sobre la inflación y el propio “valor del dinero”.
    El corolario es que el dinero es SIMPLEMENTE (!?) “un método” de valoración. De donde se obtiene esta conclusión está tan falto de explicaciones como que valorar en dólares una cosa es “más objetivo” que valorarla en onzas de oro o en kilos de azúcar.

    Yo creo que es imposible que nadie pueda entender el dinero si no se piensa en él como una institución social. La institución del dinero cumple varias funciones (y por cierto, que como medio de pago y como depósito de riqueza aquí ni se menciona) y presenta sus propios problemas. Entre ellos, y eso afecta a su papel como estándar de valor (único considerado en este artículo), probablemente el más importante sea la inflación, que aquí ni aparece, aunque se la intuye.

    En definitiva: si de verdad te quieres erigir en maestro de los ignorantes (cosa muy loable aunque no veo necesario faltar al respeto de nadie), deberías tener mucho más cuidado con las afirmaciones que haces, no confundir lo general con lo particular.
    Por lo demás, y estando claro que tu público objetivo al menos sabe leer, deberías enriquecer el enfoque, porque dar una visión tan parcial y simple de un asunto tan complejo no va a iluminar a nadie.

    En serio, las víctimas de la LOGSE que sepan inglés, y quizá quienes quieren salvarlas, creo que aprenderán más aquí: http://kapitalism101.wordpress.com/what-the-hell-is-money/
    Este otro también es muy bueno, aunque creo que se equivoca en su insistencia en el oro: http://critiqueofcrisistheory.wordpress.com/money-as-the-universal-equivalent/ (si sustituis cada vez que menciona el oro por el tiempo de trabajo abstracto tenéis mi propia opinión)

    • Lightbringer dice:

      Me resulta curioso el interés que ha despertado mis intentos de explicar realidades que creo que algunos desconocen. Agradezco los comentarios, y voy a responderlos por separado atendiendo a las observaciones que usted hace sobre mis palabras.

      Primero quiero puntualizar que yo también me considero una víctima de la LOGSE, que a lo mejor en economía, matemáticas, física o inglés ha podido paliar los efectos de esa ley sobre su persona, pero que en otras áreas no. No trato a las “víctimas de la LOGSE” como idiotas ignorantes sino como semejantes. Y no pretendo salvar a nadie, sino ayudar a algunas personas a entender algunas cosas, y solo si ellos quieren.

      Dices no estar de acuerdo con la afirmación del primer párrafo. Bueno, si quieres entramos a dilucidar cómo utilizar el verbo ser y analizamos la proposición mediante la lógica clásica, pero creo que no estamos aquí para eso y que se entiende perfectamente mi castellano. Igual es culpa mía por ser una víctima de la LOGSE, o igual es culpa suya, pues creo que dice más adelante que también lo es. Sea como fuere, prefiero seguir intentar comunicándome con mis toscos recursos con gente como usted que no hacerlo.

      Con respecto al segundo párrafo, ya sé que el dinero no es sólo eso (en el primer párrafo tampoco ponía que fuera únicamente eso), pero de pasivos no pretendo hablar hasta el final de las lecciones, así que para no liar al personal prefiero hablar primero de cosas que entienda cualquiera.

      La idea de que el dinero es una institución social no voy a discutirla, me parece acertada. Sí que se hace alusión al dinero como medio de pago al decir que lo usamos para comprar y vender cosas, y además creo que cualquier víctima de la LOGSE es capaz de llegar a la conclusión de que si acumulas dinero acumulas riquezas (igual que si acumulas muchas otras cosas), y aquí se trata de dar enfoques distintos a los que la gente ya tiene en la cabeza y sin complicar mucho las cosas.

      • En realidad, lo que me lleva a comentar el artículo es mi perplejidad al encontrar que, siendo la motivación del artículo y de la serie entera el cristiano impulso de enseñar al que no sabe, el contenido no me parece que lleve mucha luz sobre los asuntos tratados, a pesar del nombre del autor. Confieso que la utilización del término “víctimas de la LOGSE” infundió en mi la suficiente curisidad como para seguir adelante. No diré que sea un insulto, pero
        Su respuesta me confirma que no se trata de un desliz, sino que el enfoque perseguido es precisamente “hablar primero de cosas que entienda cualquiera”, y “sin complicar mucho las cosas”. La idea de “dar enfoques distintos a los que la gente ya tiene en la cabeza” contradice esa intención, y su comentario me lo confirma, cuando deja que sea el lector el que llegue “a la conclusión de que si acumulas dinero acumulas riquezas”.
        Mi crítica sobre todo se dirige a que su lección no dice nada que no sean lugares comunes, precisamente esas mismos enfoques que la gente ya tiene en la cabeza y que escucho a mis vecinos, compañeros de trabajo, y que se obtiene en los medios de comunicación de masas o cualquier búsqueda en internet. Por seguir con su propio ejemplo, lo importante de que el dinero sea un depósito de valor no es que lo sea. Como Vd. muy bien sabe (estoy seguro) esto “tan simple” tiene profundísimas consecuencias sobre el modo en que funciona la economía. Si ni siquiera se van a mencionar estas consecuencias, no entiendo a donde se quiere llegar con una lección sobre el dinero.
        Disiento sobre que el dinero como medio de pago (liquidar deudas) equivalga al dinero como medio de intercambio (comprar y, sic, vender).
        Y efectivamente, no vale la pena discutir mucho sobre el verbo ser, pero insisto: si se trata de una lección, hay que ser especialmente cuidadoso con los términos, porque decir que “el dinero ES lo que llevamos en el bolsillo” seguido de “el dinero ES confianza” y también “el dinero ES (…) un método (…)” convendrás conmigo en que es más confuso que aclaratorio. A riesgo de ser pesado, querría que quedase claro que estos aspectos son particularmente importantes si se trata de lecciones para gente que no conoce el tema en profundidad.

        Un saludo

  3. Lightbringer dice:

    Ésto era una introducción, en las introducciones no se suelen enseñar muchas cosas, sino que se prepara al lector para lo que venga después a partir de cosas que conocen o que les suena. Si usted cree que el enfoque que tienen los que estudiaron LOGSE acerca de lo que es el dinero es remotamente parecido a lo que se expone aquí, simplemente debería usted conocer a más gente que estudió la LOGSE, porque a los que yo conozco las primeras palabras que les vienen a la cabeza cuando se habla de dinero son monedas, billetes y como mucho números en cuentas. Sin más. Y generalmente no se han planteado nada más complicado que eso y muchos no saben ni que existen los bancos centrales ni que son ellos los que producen el dinero en forma de crédito, así que como para hablar de confianza.
    Con respecto a lo de omitir información y dar importancia a cosas, no sabe usted la de información que voy a tener que omitir si quiero acabar esto con dos artículos más, pero no me queda más remedio que delegar en mis lectores. Aquí puede escribir quien quiera, opinar lo que quiera, dar el enfoque que quiera y resaltar lo que quiera, completando lo que yo haya escrito. Y es más, si alguien quiere que escriba sobre algún particular que a ambos nos parezca interesante, puede decírmelo y yo estaré encantado de atender su petición.
    Me parece bueno que disienta, pero para mí liquidar una deuda es lo mismo que cerrar una compra que se hizo en el pasado, una compra de dinero, incluso aunque la deuda la contrajeras con el proveedor y el dinero no te lo diera él, sino que lo obtuvieras de otro sitio. En el momento en que te permitió aplazar el pago te vendió dinero además te la mercancía.
    La gente de la LOGSE no solemos estar capacitados para entender sus insinuaciones, que no explicaciones, utilizando el metalenguaje, pero sí que solemos estarlo para entender que las frases “El Corte Inglés ES un edificio de mi ciudad”, “El Corte Inglés ES una empresa” y “”El Corte Inglés ES una tienda de ropa” son todas ciertas, no se contradicen y las comprende una amplia mayoría de la población sin llegar a sentirse confusa. Creo que afirmar lo contrario le pondría a usted en evidencia.

    • Bueno, aunque me encanta la conversación, esto nos está quitando más tiempo del que tenemos (al menos en mi caso).
      Intentaré ser breve:
      1. El punto principal de mi crítica se basa en lo que dice en su comentario: para alguien que sólo se plantea que el dinero son los billetes y las anotaciones en cuenta, y que no sabe que existen los bancos centrales, su artículo sólo le sirve para encontrar que el dinero son los billetes y las anotaciones en cuenta. También encuentra que la confianza y los bancos centrales juegan un papel, pero no se explicita cuál (de pasada, le señalo un desliz de su comentario: los bancos centrales no “producen” todo el dinero, ni siquiera la mayoría). Por cierto, en su comentario parece indicar que entre las cosas que no deben mostrarse a los lectores está la confianza (“…así que como para hablar de confianza”), pero su artículo si lo hace.
      2. Busque por ahí “funciones del dinero”, donde se distingue perfectamente entre “medio de intercambio” y “medio de pago”. Por supuesto, esta distinción es más sutil que con otras funciones (depósito de valor y estándar de precios). Si no se saca este asunto, no se puede comprender ni la inflación ni lo que keynes llamaba el “motivo especulación” para mantener dinero, y entonces no sé si merece la pena hablar de dinero, mucho menos en lecciones generales para quien no conoce el tema.
      3. No haré más comentarios sobre el particular, pero me cuesta aceptar que me diga lealmente que es lo mismo afirmar “El Corte Inglés ES una empresa” que decir “una persona jurídica ES una empresa”. Si es un desliz, no es desde luego pequeño, pero si es otra cosa, bueno… entonces es mas grave. Para una charla de café puede valer decir “una persona jurídica es una empresa”, aunque se agradece que se añada “por ejemplo”. En una lección para no expertos, la acotación “por ejemplo” es IMPRESCINDIBLE.

      Un saludo

  4. Lightbringer dice:

    También voy a intentar sintetizar.
    1.Es cierto que no se explicita cual, más adelante hay un artículo dedicado a los bancos centrales, como dije, esto es una introducción. (en lo de pasada supongo que usted se referirá a la multiplicación del dinero producido por los bancos centrales por el hecho de que los bancos comerciales vuelvan a prestar los depósitos, si no es así hágamelo saber porque me interesa especialmente el tema). En la frase de mi comentario el “como para hablar de” no se refería a hablar en mi artículo, sino a hablar de la posibilidad de que la confianza estuviera en sus cabezas antes de leer mi artículo al aludir al dinero.
    2.Estoy de acuerdo en que eso es importante, pero no lo consideré suficientemente importante como para incluirlo en la introducción ni que influyese en el tipo de interés. Aludo a cosas parecidas en el tercer capítulo, aunque con otro enfoque totalmente diferente.
    3.Por fin he conseguido entender a qué se refería con este ejemplo. Acepto que podría haber quedado mejor “los billetes son dinero, los datos bancarios son dinero…”, pero también algunos podrían decirme que hay billetes que no son dinero (los de autobús) o datos bancarios que no lo son, entonces la frase seguiría siendo formalmente incorrecta. Como el lenguaje no es perfecto (no siempre todos los conjuntos están completamente dentro de otro más grande), creo que sirve también mi forma de expresarlo aunque no sea perfecta.

  5. es tarde, estoy cansado, esto se está alargando demasiado y… me ha encantado lo de los billetes de autobús! (de verdad, me ha hecho reir). En eso le tengo que dar la razón.

  6. Anónimo dice:

    me encanto tu trabajo
    yo estoy haciendo una investigación sobre el dinero para mi escuela pero no tengo la menor idea de donde empezar
    me podrías pasar algunas fuentes para indagar un poco mas?
    es decir algún documento legal que apoye de manera textual o implícita lo que lo acabo de leer en tu trabajo

    • Lightbringer dice:

      Supongo que serás el mismo del comentario en el otro post. Antes de nada me gustaría poder identificarte (tus comentarios aparecen como anónimos). Mis fuentes son extremadamente difusas, para escribir todo esto no he consultado libros ni me he dedicado a copiar pensamientos de otros, sino que he ido hilvanando mis propias conclusiones tras informarme desde muy diversos lugares (entre ellos clases de la universidad) y he ido intuyendo cosas y haciendo mis propias deducciones en muchos casos (aunque algunas luego las haya visto escritas por otras personas).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s