Capítulo V

Publicado: 14 octubre, 2005 en Novela

Truman y Javier estaban en el aparcamiento, habían pasado unas 20 horas desde que llegaron a ese lugar por primera vez. La puerta que daba al exterior estaba abierta, y desde allí se empezó a oír el ruido de una gran hélice girando. Salieron al exterior y encendieron las linternas rojas que portaban. El helicóptero descendió despacio. Tras una lenta maniobra, el piloto consiguió posar la base del aparato sobre una plataforma metálica con ruedas dispuesta a tal efecto. Cuando el motor se detuvo, aunque las aspas no habían cesado de moverse el piloto se apeo y abrió la puerta de la aeronave. Javier y Truman se acercaron para dar la bienvenida a sus ocupantes. El primero de ellos se disponía a abandonar el aparato cuando su pie tropezó en la guía de la puerta. Se abalanzó hacia delante con estrépito y se golpeo la cara contra la plataforma metálica. Javier y Truman no pudieron contener una carcajada antes de ayudar al tipo a levantarse, dentro del helicóptero aún se oían las risas. El hombre sangraba del lavio, pero sonreía.
—Anda, Charly, vete a la enfermería a ver si te ponen hielo o algo.
—No hace falta, no es nada.
Esperaron a que las aspas se detuvieran por completo y agarraron la plataforma metálica entre los siete que se habían bajado de la parte de atrás, el piloto y los dos ataviados con las capas y las chisteras. Empujaron la plataforma por el camino hasta que empezó a descender por la rampa de acceso al aparcamiento. La codujeron hasta una plaza algo más grande que las demás y la aseguraron con un freno mecánico. La mayoría de plazas estaban ocupadas, también había alguna moto y un camión en aquel sitio.
—Bueno—dijo Javier—, me parece que ya no va a venir nadie más.
—Pues los nuevos que vayan bajando, Javi y yo ya nos encargamos de cerrar esto.
comentarios
  1. Ptholome dice:

    ¿Puedes poner el tema sobre la Gripe aviar?Porque con tanto hablar en los medios me tienen preocupado…

  2. Lightbringer dice:

    Ok, esta semana lo pongo, esque los sabados por la tarde y los domingos libro, jejeje.

  3. Ptholome dice:

    “El odio eficaz es el que hace del hombre una violenta, selectiva y fría máquina de matar…” Decía EL Che GuevaraPor si quieres esta cita para esos idealistas que al final son lo que esta frase indica.

  4. Unknown dice:

    jaja, ¡qué buena la cita y la reflexión!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s